Ir al contenido principal

"Los poetas abandonan el Infierno y contemplan de nuevo las estrellas."

  Con anterioridad he abordado temas referentes al inigualable Dante Alighieri, su genialidad y talento desbordantes en sus obras. Hoy precisamente a 700 años de su fallecimiento me parece apropiado rendir tributo a su vida, que legó al mundo tesoros literarios sin comparación, como su " Divina Comedia", una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista y una de las más destacadas en la historia de la literatura. 


 Dante nació una familia noble y aunque la fecha exacta de su nacimiento no es conocida se estima fue el 29 de mayo de 1265, en la magnífica ciudad italiana de Florencia, cuna de tantos grandes del arte universal. Su verdadero nombre era Durante di Alighiero degli Alighieri. Como era acostumbrado en su época, a temprana edad se comprometió y con 12 años se casó cumpliendo con un matrimonio pactado por su familia. Su esposa se llamó Gemma y de esta unión nacieron cuatro hijos, sin embargo es bien conocido que el corazón de Dante sufría por el amor de Beatriz Portinari, de quien se enamoró, sin intercambiar palabra alguna, al conocerla a los 9 años, esta hermosa mujer y este fatídico amor fueron la inspiración que llevaron a Dante a escribir sus grandes obras. 

 


Su primera obra se llamó "Vita Nuova" ( Vida Nueva), escrita entre 1292 y 1293, tras la fatídica muerte de su adorada Beatriz, y en ella narra la renovación vital que sintió al enamorarse de su amada, exaltando su figura, describiéndola por encima de las pasiones humanas, perteneciente a la esfera celeste. La "Vita Nuova" se compone de 42 capítulos en los que el autor alterna poesía y prosa. Dante era en extremo talentoso, profesaba gran amor a su oficio y en servicio al mismo durante un tiempo se dedicó a vender sus propios libros en locales que utilizados como Boticas.

 No es misterio que el genio italiano sentía gran admiración por el escritor Virgilio, tanta era su devoción por el poeta romano que lo convirtió en un personaje esencial en su obra "La Divina Comedia", otorgándole el rol de guía y acompañante del protagonista en su recorrido por el infierno. 

 A pesar de proceder de una familia noble el escritor jamás escondió o maquilló sus ideas políticas, defendía abierta y valientemente la separación de la Iglesia y el Estado, y abogaba por la necesidad de que existiera un Sacro Imperio Romano. Dante ataca persistentemente a la Iglesia Romana, en la propia "Divina Comedia" abundan los ataques directos a una serie de Papas, a quienes culpa de la decadencia de la institución eclesiástica y la crisis de la concepción política medieval.  

 A raíz de sus implicaciones y posturas políticas, es acusado de corrupción, malversación de fondos, fraude, malicia, prácticas desleales, pederastia, y de haber obstaculizado la voluntad del Papa Bonifacio VIII, su condena inicialmente era dos años de exilio, con exclusión de cargos públicos y el pago de una multa, pero luego cambia por el exilio perpetuo bajo pena de muerte en caso de que se atreviese a pisar su tierra nuevamente. Dante enferma gravemente de malaria y muere un 14 de septiembre de 1321, nunca más pisó Florencia, pero lejos de ella escribió su " Divina Comedia", llena de simbolismos, enseñanzas morales y pequeñas "venganzas" contra aquellos que le forzaron a dejar su tierra.





 

Comentarios

  1. Leer sobre Dante siempre resulta inspirador y repasar La Divina Comedia de cuando en cuando a pesar de sus 700 años es un ejercicio altamente recomendable para curar el intelecto de tanta banalidad que se escucha y lee a diario.
    Mejor aún especular y hacer una lista con los personajes que vivieron después de Dante y ubicarlos en donde les corresponde en la Divina Comedia.
    Solamente con el Siglo XX y lo que va de éste sobra material para entretenerse un buen rato.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

5 Historias de Terror Cubanas

  El ser humano en toda su complejidad es sumamente atraído, a veces inexplicablemente, a las historias  y sucesos grotescos que inspiran terror o repulsión, en busca del escalofrío extasiante inspirado por tales historias y a pesar del insomnio al que conllevan  en ocasiones a las mentes mas impresionables.   Por supuesto, el afable cubano no es excepción a esta regla universal, y aunque no destaquemos en la industria del terror cinematográfico, nuestros campos y ancianos narran leyendas y supersticiones antiquísimas que ponen los pelos de punta.   El niño del diente largo:   Cuenta la leyenda en una de sus versiones transmitidas oralmente que una horrible noche de tormenta un jinete y su caballo se vieron forzados a atravesar el monte para llegar a casa y mientras lo hacía escuchó un llanto proveniente de un matorral, tan fuertes eran los quejidos que sobrepasaban el ruido ensordecedor de las copiosas gotas de agua al estrellarse en el suelo.   Cautelosamente y haciendo caso omiso de

Ser y Durar

   En su afán de volar y desafiar la gravedad el hombre siempre ha buscado nuevas formas convertir el fuego de su espíritu  en veloces giros y audaces saltos gráciles dejándose fluir con la mágica energía de la naturaleza que muchas veces dejamos de sentir en nuestra vida cotidiana, bajo estos conceptos naturales de gracilidad y extrema precisión se define el Parkour como expresión de máxima libertad mediante el movimiento. «Être fort pour être utile»,-  «Ser fuertes para ser útil » bajo este lema  Georges Hébert , oficial naval francés y precursor del parkour en Europa ,coordinó el rescate heroico de alrededor de setecientas personas durante una catastrófica erupción volcánica en Martinica en el año 1902 poniendo en uso una serie de habilidades atléticas que observó de las tribus indígenas que conoció en África y de las cuales expresó:¨sus cuerpos eran esplendidos, flexibles, ágiles, hábiles, exactos y resistentes sin mas entrenador en la gimnasia que su vida en la naturaleza¨  A su r

El Ingenioso Hidalgo de Paris

  En las obligadas andanzas por el  hermosísimo y revitalizador casco histórico habanero,  que sin importar los años transcurridos no pierde un ápice de su encanto legendario, mis pasos errantes me ponen cara a cara con la bronceada imagen del Legendario caballero de Paris y escucho en la trastienda de mi mente la voz de mi madre narrándome las historias del enigmático personaje que vio en su niñez, y casi puedo verla nuevamente mientras entona la alegre melodía de Barbarito Diez  ..Mira quien viene por ahí , el caballero de Paris ...🎶 Muchos cubanos vieron deambular esta mítica figura novelesca por las calles de la Habana, con porte marcial, ropas oscuras y una capa de caballero, cargando libros, periódicos y papeles, aferrado a con uñas y dientes a la cultura adquirida a lo largo de sus años, cuentan los que lo conocieron que jamás agredió ni ofendió a ningún alma y mucho menos pidió limosnas porque su nobleza de espíritu se lo impedía.  Se ganaba el sustento fabricando diminutas ar